MENÚ

Sistema de Respaldo de Energía y las Telecomunicaciones

Los servicios de telecomunicaciones han adquirido tal importancia en el desarrollo cotidiano de la sociedad que una interrupción de estos puede tener grandes consecuencias en sectores tan diferentes como la salud, la economía, seguridad y defensa o entretenimiento. Aunado más a esto, los equipos que constituyen un sistema de telecomunicaciones son por lo general bastante costosos y su rápida reposición ante daños puede no ser siempre viable. Asimismo, el tiempo durante el cual un servicio de telecomunicaciones se encuentra inoperativo, se traduce en pérdidas económicas para la empresa que lo suministra.

En la actualidad, la propia arquitectura de los sistemas de telecomunicaciones los hace propensos a sufrir fallas debido a descargas atmosféricas, electrostáticas, altos niveles de calor y desgaste por corrosión. Las antenas, líneas de transmisión y demás equipamientos deben ser constantemente revisados de forma preventiva en busca de anomalías y fallas en su
funcionamiento; sin embargo, en aquellos lugares de difícil acceso, un chequeo tan meticuloso no siempre es factible, por lo que se hace necesario el diseño de un sistema de respaldo de energía
lo suficientemente sólido para responder ante la mayoría de las posibles contingencias.

Por lo general, los servicios de telecomunicaciones requieren que sus equipos operen de forma ininterrumpida aún ante fallas en el suministro eléctrico convencional, los mismos son entonces
denominados Sistemas con Tolerancia a Fallas (Resilient) y pueden ser implementados por medio de un Sistema de Respaldo Redundante.

Se define a la redundancia como un método que involucra el empleo circuitos alternos, equipos y
componentes que son instalados para asegurar que, en caso de alguna falla en algunos segmentos del sistema, se preserve la funcionalidad de todo el conjunto. De acuerdo con el número de fallas probables que puedan presentarse, se decide el nivel y tipo de redundancia del mecanismo de respaldo de energía. A su vez, se hace distinción entre dos paradigmas de redundancia, la Pasiva (Standby) en la cual un medio alterno dentro del sistema de respaldo está disponible para ejecutar una función específica, pero es inoperante hasta que sea requerido y la Activa o Paralela donde todas las unidades constituyentes del sistema operan simultáneamente, cada uno es capaz de proveer por sí solo la energía a la carga total del sistema, de tal manera, si uno falla, el otro soportará la carga conectada. (Esquema de redundancia 1+1).

Por lo general, los elementos constituyentes de un sistema de respaldo de energía convencional son los siguientes:

  • Banco de Baterías.
  • Interruptor de Transferencia Automática.
  • Planta Eléctrica.
  • Sistema de Alimentación Ininterrumpida

La capacidad logística de POSITRON y sus 38 años de experiencia, le han permitido el desarrollo de proyectos de montajes de estos equipos, desde Arica a Chaitén, con tres equipos de tareas que montaron 28 grupos generadores de 75 kVA marca Perkins – Wilson, en sectores rurales de difícil acceso en 64 días, para las compañías de telefonía móvil.

Comentarios

Recent Posts